enero 16, 2011

Capítulo 11 " Vueltas y más vueltas "

Qué situación más desesperada, si no reaccionaba con rapidez moriríamos todos. Nos absorvería el tornado y moriríamos del golpe o sabe Dios de qué. Decidí  que debíamos rodear la columna de árboles hacia el oeste dirigiéndonos hacia un viejo vagón de tren, abandonado a la entrada del bosque. Una vez entramos en aquella especie de caja vieja, tratamos de cerrar la puerta y asegurarla. La atrancamos con un fusil, haciendo de palanca, para evitar que entrara el viento.
 Quedaban algunos asientos casi enteros y las ventanas estaban condenadas con tablones clavados, lo cual nos daba más seguridad.
Los muchachos me daban las gracias cuando en un instante , Alex creyó sentirse mareado. Sentimos como si el vagón se moviese. Tony empalideció mientras se agarraba fuertemente a un viejo asiento de madera. Quise creer que el fuerte viento al golpearnos producía sensación de movimiento.
La perra no paraba de ladrar y yo miraba hacia todos lados tratando de encontrar una explicación a aquello que nos estaba ocurriendo, pero al no tener visión del exterior, no sabíamos qué estaba pasando realmente.
Acerté a comprender que el tornado nos había absorbido, cuando en un brusco movimiento del vagón me golpeé en la cabeza con algo contundente y me desmayé, perdiendo el conocimiento por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario