febrero 12, 2011

Capítulo 37 " Paseos en la noche "

Sin ganas, me senté a cenar en el grande y cálido salón, en compañía de mi linda familia. Recuerdo que esa misma noche comencé a padecer mi insomnio. Empezó para mí una época en la que el sueño se convirtió en un recuerdo. Pasaba las noches dando vueltas primero por la cama, después por la habitación y terminaba levantándome. Para cuando me vine a dar cuenta, estaba en el jardín.
Al cabo de una semana, el hotel se me quedó pequeño y empecé a salir por el camino que llevaba al pueblo alargando mis paseos más y más, noche tras noche.
Una madrugada de luna nueva, mientras me devanaba los sesos en pensamientos e ideas absurdas, fui a parar a una calle que me resultaba algo familiar. La tenue luz de una farola me ayudó a ver el nombre de esa calle y justo debajo de la luz la puerta grande de color claro. Era la dirección que el doctor Mauricio me dio, donde se suponía que vivía Nassay.
¿Cómo pude llegar allí? ¿Era casualidad o el destino quería decirme algo?
La pena me embargaba el alma y mi subconsciente me pedía ayuda urgentemente, quizás por eso buscaba a Nassay, nadie como ella para aliviar mi dolor. Necesitaba contarle a alguien mis sentimientos, alguien que me consolara, que aliviase mi corazón.
Aquella misma noche al regresar al hotel, me puse a escribir una carta desesperada.
Sarah cada vez peor, ya no podía ni salir de la habitación.
En la carta le relataba a Nassay:
- Soy un hombre que siempre te amó y no pudo regresar a tiempo para recuperarte ...
  Preciso de tu incondicional ayuda a vida o muerte, pues ...
  Siempre Tuyo:  D.
Le dí instrucciones para que la contestación se la diese el día después de recibir mi petición, al mismo heraldo que se la llevó. Quizás de aquel modo, no nos resultase tan violento el reencuentro entre nosotros.
Las horas que transcurrieron desde la entrega hasta la respuesta fueron insoportables.
A nadie le hablaba, me sentía muy nervioso y susceptible. Notaba hormigas en mi estómago a la vez que sentía un tremendo sentimiento de culpa por creer que traicionaba nuevamente a mi pobre y enferma mujer.
Ansiando la hora en la que mi mensajero me trajese alguna noticia, decidí ir al establo y coger un caballo para dar un paseo hasta el pueblo, por si veía al servicial cartero que me hacía esperar angustiosos momentos.
Salí al trote hasta el final del camino, casi en la entrada del pueblo. Observé cómo un antiguo y lujoso carruaje salía del pueblo. Miré bien a ver si distinguía quien iba adentro y no me lo podía creer.
Nassay con su bebé y el tipo del abrigo. Desde el lado del camino, pude ver cómo ella me miró y agachó la cabeza. Arreé al caballo y salí disparado al hotel donde ya me estaba esperando el mensajero junto a la verja de la entrada con un papel en la mano, atado con un lazo rojo.
- Señor su encargo está cumplido, págueme y me marcharé.
Le dí su recompensa y unas monedas de propina por el buen trabajo realizado.
 Subí de nuevo al caballo y me fui a una pequeña colina detrás del hotel para ver con tranquilidad la respuesta.
Tembloroso me senté sobre la fría hierba dispuesto a digerir cualquiera que fuese su respuesta.
 " Sé que eres Daniel, mi querido Daniel. Te he anhelado hasta el infinito durante largos días y noches mas el destino ha querido que no vivamos juntos nuestra historia, que quedase no más que al principio. He sentido que mi alma era atravesada por un hierro candente al leer tu carta, pero comprende que nuestras vidas ahora son tan diferentes que no entiendo el momento en el que nos volvamos a reunir. Imagino que sentirás fenecer, mas debes entender que estoy casada. Asumo que por diversas circunstancias, no por amor, pero eso ya no importa, alma mía.
He intentado superar tu desaparición durante todo este tiempo y cuando creí haberlo conseguido apareces otra vez y me inquietas el corazón. Debo marchar para visitar a mi madre y estaré fuera unos días. A mi regreso, trataré de buscar al mensajero y te diré lugar y hora.
Pido a Dios que no me equivoque.
Te ama; Nassay "

2 comentarios:

  1. I was very surprised that another child had been born. The lottery and Morelia incident was interesting. So many twists and turns to his novel. To know that Sarah is sick really stopped me short. I wonder why the disease persists and what will happen next. Sounds like a brain tumor.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Muy buena novela! También me parece muy buena idea subirla a tu blog para difundirla, mis felicitaciones. Los próximos capítulos los disfrutaré en mis vacaciones, paseando por algunos hoteles en argentina. Qué más puedo pedir?? Saludos!

    ResponderEliminar